Rosario y David

El día de su boda, Rosario y David fueron de la iglesia más pequeñita al jardín más verde. Del centro de Madrid, a las afueras. Los grandes amores surgen de los grandes contrastes y de cuidar los pequeños detalles. 

¡Ni las prisas ni los nervios importan, cuando el amor está en el aire!

© 2018 by Mirlo Azul