PAULA Y ÁNGEL

Web-124.jpg

Una gran finca en medio del campo, una tarde espléndida en Segovia y un buen puñado de cariño y marcha son los ingredientes perfectos para contar la historia de Paula y Ángel.