Laura y Nico son una madrileña y un bretón  que se enamoraron una tarde a primera vista. A pesar de la distancia que les separaba y después de perseguirse por el mundo atados por el hilo rojo del destino, se casaron en la catedral de Toulouse, a medio camino de sus dos ciudades natales. Ya no volverán a separarse.

LAURA Y NICO

La iglesia renacentista más bonita de Madrid. Calcetines de colores para los amigos del novio. Meseros con una acuarela de Cooper, su perro también presente.

En su boda la decoración se basada en la empresa de Juan Carlos llamada "El hombre del Paraguas", enormes y blancos paraguas se transformaron en gigantes parasoles.

Los detalles marcan la diferencia.  

© 2018 by Mirlo Azul