En la misma plaza del castizo barrio de Chamberí encontramos la barbería más vintage de Madrid. Daniel corta y afeita usando la cuchilla y la navaja como un pirata su sable. La clave de su éxito está en el saber hacer de sus manos y después en lo acogedor de su local, lleno de recuerdos personales, pequeñas joyas de colección y muchos diplomas de barbería internacional.

© 2018 by Mirlo Azul