ANTON Y ALEXANDRA

Antonio y Alejandra se conocieron un invierno en Moscú. Ella trabajaba allí y él llegó siguiendo su pasión por los viajes auténticos.

Para su postboda, les propusimos rememorar la romántica idea de Rusia y su invierno, y no lo pensaron ni un momento. En cuanto cayó la primera nieve, nos lanzamos a la montaña. Hacía frío, pero juntos -decían- no se nota tanto.

© 2018 by Mirlo Azul